Entrevista con Rober: Cocinar y los Productos de Temporada

Pensamos que la conversación es una de las partes más divertidas del aprendizaje de un idioma. Los jueves los dedicamos a realizar una entrevista sobre el post del martes anterior. Jessica entrevistó a Rober sobre su reciente publicación acerca de una deliciosa lasaña que cocinó y sobre cocina e ingredientes frescos. Puedes leer el artículo en inglés que escribió Rober, Lasagna with Seasonal Ingredients.


Jessica: ¿Cómo y cuándo aprendiste a cocinar?

Rober: Cuando todavía vivía en casa de mis padres solamente sabía cocinar lo básico, pero por esa época también empezaba a gustarme cocinar postres. Recuerdo que me gustaba hacer tiramisú, y siempre que tenía que llevar algo a una fiesta o a una cena yo me encargaba del postre, y por supuesto llevaba tiramisú. Al emanciparme de mis padres fue realmente cuando empecé a cocinar, cuando necesitaba hacer algo que no sabía le preguntaba a mi madre, que es una cocinera excelente. Todavía le pregunto cosas de vez en cuando. Me gusta porque cuando le preguntas no te dice medidas exactas, te dice por ejemplo: un poco de agua, unas patatas y unas zanahorias. Así es como se ha cocinado siempre de manera tradicional, o eso me parece a mi. En vez de medidas concretas se añaden los alimentos “a ojo”. Diana también me ha enseñado bastantes trucos, también le pregunto muchas cosas cuando cocino. Luego también he aprendido un montón de cosas en internet. Me gusta cocinar platos que no son los típicos que puedo comer en cualquier sitio. Últimamente he utilizado bastante el pescado crudo, hice tartar de atún, sushi, o tataki de salmón. Hace poco también hice papas con mojo picón , un plato típico de las Islas Canarias, y también descubrí por casualidad un plato de pollo jamaicano con un nombre un poco peculiar, “jerk chicken”.

IMG_20180311_222602
Tataki de salmón

J: ¿Cuáles son los 3 platos más comunes que cocinas durante la semana?

R: En mi casa solo me encargo de las cenas, ya que por mi horario de trabajo no puedo cocinar a la hora de comer. Entonces no suelo hacer cenas muy elaboradas, porque se supone que la cena debe ser ligera, pero no siempre es así, ya que es la comida del día que más disfruto, siempre me ha ocurrido. A principio de semana solemos cenar un puré de calabacín con cebolla y patata y algunos ingredientes más. También utilizamos bastante los aguacates en las cenas, y casi todas las semanas hay una noche que preparo guacamole y tomate rallado con ajo. Anoche por ejemplo cenamos una tortilla de espinacas, aunque aquí la tortilla más común es la tortilla de patatas, también conocida como tortilla española.

P9260242.JPG
Tortilla de espinacas

J: ¿Cuál es la mejor comida que has hecho?

R: Es difícil de decir, no porque yo me considere buen cocinero, ni mucho menos, sino porque yo disfruto bastante comiendo y también cocinando y es difícil ser objetivo con uno mismo. Cuando cocinas algo para ti mismo lo haces de la manera que más te gusta y con los ingredientes que más te gustan a tí, y a quién come contigo. Me imagino que repito de vez en cuando la lasaña porque es uno de los platos que mejor me salen, pero yo disfruto siempre comiendo lo que he preparado, a no ser que sea un desastre. Un par de veces he hecho también un postre turco llamado baklava y creo que también salió bueno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Lasaña

J: En España, ¿es común cocinar con verduras de temporada? ¿Puedes conseguir ingredientes frescos todo el año?

R: A la primera pregunta, creo que sí, pero me imagino que depende de cada uno, pero si que es posible conseguir alimentos de temporada durante todo el año. Por ejemplo, el el mercado local que hay todos los sábados en Requena, puedes comprar productos de temporada, incluso algunas veces compras productos que las mismas personas del puesto o algunos familiares han cosechado. Por ejemplo es bastante fácil comprar naranjas y mandarinas durante la temporada, ya que en la Comunidad Valenciana se cultivan en abundancia. También se puede comprar directamente a los productores locales, en lo que se llama el Mercado de la Tierra, que también se celebra todos los sábados. Puedes comprar tanto productos ecológicos y de elaboración propia, así como productos artesanos. También existe la posibilidad de comprar de la manera que comento en mi último post, a través de un grupo de WhatsApp en el que te informan a principio de la semana de los productos ecológicos que disponen. O sea, que quién no come productos de temporada en Requena es porque no quiere.

_20180428_122242.jpg
Mercado local

J: ¿Con qué frecuencia tenéis invitados para cenar?

R: Últimamente no hemos tenido muchos, la verdad. Hay otras temporadas en las que hemos invitado a familiares o a amigos con más frecuencia, pero en los últimos meses no ha surgido de forma muy habitual que digamos. Creo que es buen momento para invitar a alguien y remediarlo.

Advertisements

Lasagna with Seasonal Ingredients

Summer is a very good season if you have a garden. Since I live in an apartment, I don’t have the space, but luckily, several people close to me are nice enough to share their harvests. Tomatoes, zucchini, and all sorts of other delicious things ripen at the same time and the gardeners, in this case both my father and Diana’s mother, can’t eat everything. We are the grateful recipients of their bounty.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

At the end of the summer, just when I decided to make lasagna with seasonal vegetables, production was slowing down in my family’s’ gardens. Fortunately, I had a plan B. There are people in Requena who sell organic produce from their garden. You can place an order with them through a whatsapp group and pick up your produce later in the week.

Lasagna is my signature dish and I like to make it when we have guests. I have a wide range of things I make for just Diana and myself, but for company, I think that this dish is a crowd-pleaser. The most common recipe is heavy on the ground meat, but this recipe perfectly combines it with several veggies. So I decided to order red onions, garlic, zucchini, tomatoes and red and green peppers to pick up on Friday afternoon.

The local market in Requena takes place on Saturday morning. I got out of bed and, after chores, began to prepare food for lunch. I wanted to have the food ready for later, as the town is full of people going to the market and it’s nice to go for a walk around the city center and have a drink with friends before lunch, something very common on Saturday morning. I would say it’s nicer still to to get home after said beer and have lunch ready and waiting.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

I chopped the vegetables and cooked them for a while. After that, I added the ground pork, small pieces of bacon, and white wine. Afterwards, I added a jar of crushed tomato and tasted the mix of vegetables and meat to check out the salt and pepper. I also used my secret ingredient, hot ground cayenne. Diana helped me with the bechamel – she is the resident bechamel maker as she has a special technique.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Once cooked, I assembled the lasagna with three layers of pasta, vegetable and meat mixture, and bechamel. Then, I left it for later.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

When we came back home, an almost ready lasagna was waiting for us. We just had to cover it in grated cheese and, with a glass of white wine in our hands, wait about 15 minutes while it baked. I think that it was a great idea to make lasagna even though we didn’t have guests, and we made pigs of ourselves eating it. Fortunately, bikini season is behind us.OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Interview with Jessica: Floating the River

We think conversation is one of the most fun parts of language learning. On Thursdays, we switch languages and ask each other questions to learn more about Tuesday’s topic. Today, Rober interviews Jessica about summer river activities. You can read Jessica’s original post about floating the river here


Rober: In Missoula, is it common to float on an inner tube in the river?
Jessica: It’s super common! I’ve never lived anywhere else where it was so popular, although I know that it happens other places, too. On a summer day, along with inner tubes, you’ll have several kayaks and large rafts. There was one day in July where I stood on the Higgins Street Bridge for 5 minutes and watched maybe 15-20 people in inner tubes float underneath toward the wave. I took this picture on that day, but it doesn’t quite capture the traffic.

20180715_150203.jpg

R: What river activities are your favorites?
J: I thought I didn’t like floating. I went a couple of times during visits before I moved back. The first time, we got stuck in a bunch of traffic and didn’t end up getting on the river. The second time, it was a cloudy day, so it was a chilly float. Even if it’s the middle of summer, it gets really cold floating on the river without sun. The inner tubes we used this summer, though, keep you warmer because you sit a little bit higher, so, floating is high on the list now. My favorite thing, though, and probably what we did the most this summer, is to paddle the paddleboard up the river a little bit and float back down. That gives you a minor workout and a new perspective on the river since you’re standing up higher. And, I love swimming, too, but there are better places for that a little farther down stream.

WhatsApp Image 2018-09-19 at 8.33.37 PM
Our usual paddleboard float

R: Are you sad when the summer is over or are you looking forward to fall? What’s your favorite season?
J: It’s much easier to enjoy fall now that I’m not in school–I think that always loomed over me a little bit and made me sadder to see summer go. In general, I’m really enjoying being in a place with seasons again. The river and the foliage change so much season to season, and walking regularly over the bridge heightens my awareness of those changes. But, summer is still probably my favorite.

20180430_195123
From the Higgins Street Bridge in April, when it was still flooding
20180726_211538
Same view during a summer sunset

R: Compared to your experience with San Francisco summers, is the Missoula summer very different?
J: Yes, San Francisco has much more muted seasonal changes with a foggy and cool summer. You’ll often see tourists in the summer in San Francisco sweatshirts because they came expecting a California summer and had to buy something warm last minute. In some ways, summer is the least nice season in San Francisco, but I grew to love it.

Photo Jul 02, 4 11 24 PM
San Francisco in July

R: Did you do everything you wanted to this summer or there are other things you would have liked to do?
J: I did pretty well, considering it was our first year here. I started a garden, which was a top priority. It was made easier by the fact that the previous owners of the house already had a garden bed, so I just had to throw some seeds in it. And Jacob and I took advantage of the short walk to the river to go down there almost every weekend. The one thing I would have liked to do more of is camping. We went one night when some friends were visiting, but it can be such a production to get everything ready, so it just didn’t happen again. That will have to be high on the list for next year!

La poza preferida por todos en Missoula

Cuando agosto llega a su fin, empiezas a pensar que cada oportunidad de ir con el flotador al río puede ser la última del verano. Tal vez suena un poco dramático, pero si no me hubiera empeñado, tal vez no hubiéramos ido al río el último miércoles de agosto.

Hay muchas opciones para “flotar” en Missoula. Cuando llegas a la parte oeste del centro de la ciudad hay áreas donde no está permitido tirarse con el flotador, entonces la mejor opción es ir a la parte de arriba del río y descender desde Missoula este hasta el centro.

20180829_172603

Pero la peor parte de la excursión en flotador es organizar el traslado entre diferentes puntos, y me gusta evitarlo cuando es posible. Por suerte Nate vive al otro lado del puente Madison mientras que yo vivo al otro lado del puente Higgins, y puedes tirarte bastante bien desde su casa a la mía.

Caminamos unas cuantas manzanas hasta el puente peatonal, que se encuentra río arriba del puente Madison. Hicimos escala en el lado sur del Clark Fork cerca de la universidad de Montana.

20180829_173228

Mi hermano tiene 5 o 6 flotadores grandes con una red en la parte inferior y posavasos, para que puedas llevar una bebida al lado y otra de repuesto. Los flotadores tienen presillas para conectar las tubos en una flotilla, pero a veces, es mejor separarse, pero puedes encontrarte aislado del refrigerador sin una cerveza.

A pesar de hacer buen tiempo, no había mucha gente en el río. Era la primera semana de clase en la universidad y todo el mundo había empezado ya a pensar en el otoño.

20180829_174056

Pasamos unos grupos de gente en la orilla que nos preguntaron sobre la temperatura. El segundo grupo nos elogió, o quizás se burlaron de nosotros por llevar los salvavidas reglamentarios. De esa manera, se me ocurrió la idea que esta sección del río, por el centro y entre los dos puentes, es como una poza. Hay una playa de piedras debajo del puente Madison, y ves a muchas personas en la orilla sur con sus parejas o perros, o ambos. El agua es bastante tranquila y puedes chapotear río arriba y flotar hacia atrás – un viaje corto que hacemos Jacob y yo en el paddleboard con frecuencia.

20180829_175839

El clímax de la excursión es superar la ola a la parte de abajo del puente. El río se vuelve poco profundo después del puente, y tienes que vadear unos metros para estar en línea con la ola. Si puedes evitar el remolino justo después de la ola, puedes terminar tu viaje en la isla y caminar a mi lado del río a través de arbustos, piedras, y corrientes.

20180829_180555

Es posible que no sea mi última salida con el flotador, pero si lo fuera, no habría nada que lamentar. Salimos del río bastante helados, más achispados de lo esperado, y deseando comer pizza – este último, un anhelo fácil de remediar.

Entrevista con Rober: Pozas para Bañarse y el Verano

Pensamos que la conversación es una de las partes más divertidas del aprendizaje de un idioma. Los jueves los dedicamos a realizar una entrevista sobre el post del martes. Jessica entrevistó a Rober acerca de la excursión que hizo a finales de agosto a unas pozas  de baño y que incluyeron un picnic. Puedes leer el artículo en inglés que escribió Rober, Las Charcas del Ral, Awesome Swimming Holes.


Jessica: ¿Qué comidas son las típicas en un picnic español?

Rober: Por lo menos en mi zona la comida más común en estos casos es el bollo que, aunque por el nombre parezca que es una comida dulce, es una base fina de pan con trozos de jamón y longanizas, a veces también con sardinas. En otros lugares lo llaman de otras formas, por ejemplo en algunos pueblos cercanos le llaman tortas magras. Siempre que te vas de viaje o a cualquier excursión, alguien sugiere comprar un bollo para comer. También es típico llevar un bocadillo, sándwiches o una ensalada.

IMG-20180211-WA0015
El bollo nunca falta en un picnic

J: ¿Cuáles piensas que son los mejores consejos para proteger la naturaleza y para que todo el mundo pueda disfrutar de áreas como Las Charcas del Ral?

R: Pues creo que el mejor consejo es dejar todo como lo has encontrado. Todo lo que lleves contigo al campo debería regresar a casa o llevártelo para tirarlo a la basura. Hay gente que tira cosas pequeñas como por ejemplo colillas y creen que no tiene importancia, pero luego permanecen en el sitio durante mucho tiempo. También hay personas que tiran papeles porque dicen que se degradan rápido. Creo que es cuestión de educar a la gente para que no tire nada al suelo, ni siquiera en la ciudad, y mucho menos en el monte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Una de las pozas de Las Charcas del Ral

J: ¿Quién cuida los terrenos públicos en España?

R: Hay brigadas que cuidan los espacios públicos y que limpian el monte y se encargan de que no haya peligro de incendio y de cosas así. También hay agentes medioambientales que cuidan de que todo vaya como es debido en en los espacios públicos, pero creo es muy difícil controlarlo todo ya que la zona de monte es muy grande y hay mucha gente en esta época. A veces también es trabajo de los ayuntamientos que ciertas zonas estén adecuadas y en condiciones. De todas formas creo que si no ensuciamos será mucho más fácil que todo esté limpio cuando vayamos al campo. Aunque parezca obvio es así de fácil.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

J: ¿Cómo te sientes en los cambios de estación? ¿Cuál es tu favorita?

R: No me gusta mucho la monotonía y por eso creo que los cambios siempre vienen bien, y los cambios de estación no son una excepción. A veces, una estación se puede hacer un poco pesada por que hace mucho frío o mucho calor y estás deseando que llegue la siguiente.
La primavera y el otoño me gustan bastante porque la temperatura es buena, no hace ni mucho frío ni mucho calor, y además son dos estaciones que tienen colores muy bonitos. El verano siempre ha sido mi estación preferida, a pesar de que hace mucho calor, pero me gusta porque hay mucha gente por la calle y hay fiestas y mucho ambiente en los pueblos. También por las vacaciones, por supuesto. Creo que el invierno es la estación que menos me gusta, nunca quiero que llegue porque no soporto bien el frío. De todas formas en los últimos años me estoy dando cuenta de que cada estación tiene sus cosas interesantes, y cada vez me gusta más el invierno y ya no tengo las mismas ganas que hace años de que llegue el verano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

J: ¿Hiciste todo lo que querías este verano o hay más cosas qué te habría gustado hacer?

R: Siempre me faltan cosas por hacer, no sé si es bueno o malo, pero siempre quiero hacer tantas cosas cuando empieza el verano, que luego no tengo tiempo suficiente para hacerlas todas. Hay muchas actividades concentradas en esta estación, y se pasa tan rápido que no te da tiempo para hacerlas todas, por eso es importante decidir cuáles quieres hacer realmente, para que no te falte tiempo. Me hubiera gustado , entre otras cosas, viajar algo más, cómo no, leer un poco, y también haber tocado más la guitarra, pero estoy acostumbrado a que se me queden cosas en el tintero en esta estación.

Las Charcas del Ral, Awesome Swimming Holes

When the fair comes to Requena the second to last Wednesday of August, it starts to feel like Summer is ending. In reality, it is, because when the fair is over, most people finish out their holiday and start their normal lives. In some ways, it’s like the beginning of the year.

During the twelve days of the fair, there are several activities in my town, so people stop going to the pool and the swimming holes and beach aren’t as packed as they were a few weeks before. This is another sign that Fall is coming.

For these reasons, I thought that it could be a good idea to leave Requena and unwind away from the hustle and bustle. I would head to a place that I know but hadn’t visited for years: Las Charcas del Ral, also known as La Pampanera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

These beautiful swimming holes are located in Cortes de Pallás county, about 35 minutes from Requena. At first, the road is pretty good. As you approach your destination, it becomes narrow and curved, but it’s still worth the drive. We stopped in a village, Los Pedrones, to buy some bread for lunch and some sweet potato empanadas for later.

When I was younger I came to this place several times, once with my family and family friends when I was 13 or 14, and a few other times with my friends when we got our driver’s licences. The firsts times, it was wonderful, I thought I was in paradise because the setting was so awesome and there weren’t people, so it was like we had discovered a new place. But the last time I went, maybe 15 years ago, it was packed and people had left trash in some places.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
The kids I met called this place the jacuzzi

We left the car just beside the road. There is a small parking lot and only a few cars were parked there–a good sign. From there, we could see one of the area’s main attractions, El Castillo de Chirel, a castle situated on a hill. We hiked 10 o 15 minutes up a steep trail with our backpacks and our cooler full of food and drinks.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Castillo de Chirel from the parking lot

There are two differents places where you can swim at Las Charcas del Ral, the first one that we came to is the more easily accessible and we decided to leave this one for after lunch, so we continued walking one more minute to reach the second spot. As soon as I got there, I dropped everything and went for a refreshing swim. Several children were there playing and swimming and I helped them to find a bottle that one girl had lost at the bottom of the swimming hole. Just like that, I had made some Friends!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

After a fresh eggplant salad and a couple of sweet potato empanadas, I decided I had energy enough to go to the rest of the swimming holes. There are several of them, one after the other. It can be a bit dangerous to get the pools because the terrain is ragged and I had to swim to reach some of them. Finally I got to a spot where I could see a big pool, the biggest one, but I couldn’t get to it. To reach it, I would have needed climbing ropes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Right now, as I’m finishing this post, I can hear the sound of the music and the bustle of the parade, it’s the last day of the fair. I realize how much I enjoyed the day away from the city and the fair. I was glad to see that Las Charcas del Ral is still very beautiful and wasn’t as crowded as I remember.

As we were leaving, a couple of ibex goats crossed our path, or we crossed theirs… Whatever the case may be, they posed for us and we were very pleased to meet them.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Interview with Jessica: Dancing and Festivals

We think conversation is one of the most fun parts of language learning. On Thursdays, we switch languages and ask each other questions to learn more about Tuesday’s topic. Today, Rober interviews Jessica about her dance background and Missoula festivals in light of the Mountain Dance Fest in August. You can read Jessica’s original post about the dance festival here


Rober: When did you start dancing?
Jessica: I started dancing when I was 14 at a little studio in Missoula. I did a lot of my own choreography at my drama department in high school and then ended up majoring in dance in college. After that, I took a pretty long break, because while I love the theoretical side of art, my experience with it in college had taken some of the fun out of the physical aspect. I had to find my way back to enjoying it. I did a lot of acrobatics during that time and eventually jumped back into performing with a few groups in San Francisco.

_R7A7508
One of my favorite photo shoots with my friend’s company, H20 Dance. (Photo: Stephen Texeira Photography)

R: Have you attended any other dance festivals?
J: Just a few. Several dancers from my program in college went to the American College Dance Festival in our region. There were performances every night and an adjudication the next day for the previous night’s pieces. This was one of the most interesting parts of the festival because they talked a lot about the craft of making dances and what worked and what didn’t in the pieces we saw. That festival was my first introduction to the Alexander technique and capoeira, so that’s a cool thing about some of the bigger festivals – that you can be introduced to movement that you wouldn’t encounter in your regular classes. Although, actually, even at this smaller festival, several of our morning classes were gyrokinesis, which I had never tried before.

R: What is your rehearsal routine like? Do you practice every day, or several days a week?
J: I try to take technique class 2-3 times a week, when possible. There are a couple of regular classes I love in San Francisco, so when I’m visiting, I always try to squeeze those in. Missoula has fewer classes, but there is a company that offers class once a week and then I do a lot of cross training with Pilates, weight lifting, and aerial dance. And then if I’m performing, there are usually a few rehearsals a week on top of that. I’ve found that it is really important to keep up the training aspect and not just go to rehearsals. I took that for granted in college when we were required to attend class every day.  

486064_328566450585195_1184467419_n

1268635_10153296829350055_1223889970_o
“Cross-training” at Lake Michigan.

R: Have you attended any other festivals lately?
J: I was just at River City Roots in Downtown Missoula a few weeks ago. This is a free two-day music festival completely supported by volunteer efforts and the community. They block off one of the streets downtown and set up a main stage and a fine art market. There is a children’s music stage at Caras Park and a family fun run on Saturday morning. I met up with my parents and heard two bands Friday evening: Laney Lou & the Bird Dogs and Nathan Williams & the Zydeco Cha Chas. Both were great, and the day was beautiful – the wildfire smoke had cleared out of the valley after several days of smoky skies. I would have attended more of this festival except that I had just finished a week of dancing and my legs were getting sore standing in the street!

20180906_085607.jpg
River City Roots tries to keep the event as low waste as possible with reusable cups that you purchase with your first pint.

R: Which festivals interest you most in Missoula/Montana?
J: I think the festivals that interest me most are ones where I can do more than attend. Missoula First Night is a New Year’s festival that has been going on for a long time. One year, I performed with an African Dance group when I was visiting for the holidays. The Montana Book Festival is coming up in September, which interests me because I had a “lightbulb moment” at this festival when I was in high school. My drama and creative writing classes participated in an workshop where the writers wrote 2 page skits about how their parents met and the drama kids acted them out. At lunch, the workshop facilitators tasked us with cutting the same skit to half a page, leaving just the essential parts. This blew my mind at the time, to see how much you could cut from writing and still have it be clear. Not only this, but many of the skits were much better after the edits. I think in the future, I may try to volunteer at some of the other festivals, like River City Roots. I like feeling like I’m a part of putting something on. There are so many options, the Documentary Film Festival, the Wildlife Film Festival, Sunday Streets, the Folk Festival…

1929975_540295082276_8828_n
First Night Performance with Unity Dance and Drum in 2008

Feature photo: Stephen Texeira Photography

 

Mountain Dance Fest

¿Cuál es el valor de un festival en tu campo artístico? ¿Por qué asistir? En el caso de la danza, y probablemente en la mayoría de las destrezas relacionadas con el arte, tienes que practicar todos los días o varias veces por semana. Es un arte que se desarrolla con el tiempo, trata tanto de la expresión del cuerpo, como del estudio del arte en general. ¿Qué puede añadir una semana enfocada a esta dedicación a largo plazo?

Laurel Sears, organizadora del Mountain Dance Fest (MDF), lo dijo así: “A veces necesitas alimentarte.” Sin esta alimentación no hay inspiración. Es difícil continuar creando sin tener curiosidades nuevas.

Después de asistir a un programa de MFA en Arizona, Laurel volvió a Missoula, donde había cursado sus estudios de baile universitarios. Viajaba regularmente a talleres y festivales, y quería que algo así ocurriera en Missoula. En un festival en Ponderosa, Alemania, entendió que podía ser posible. “Me di cuenta de que un taller puede ser muchas cosas”, dijo. Missoula tiene su propio estilo, y ella quería honrarlo.  

20180822_134008.jpg

El objetivo de Laurel es invitar a artistas que están investigando dentro de este campo, darles a los bailarines de la comunidad herramientas nuevas, y presentarlas de una manera que sean accesibles para muchas personas, tanto las que están estudiando baile en la universidad como otros miembros de la comunidad.

Durante los dos años primeros años se llamó The Missoula Summer Dance Intensive, después cambió de nombre a Montana Dance Festival. Patrocinado por el programa de baile de la Universidad de Montana, este festival de cinco días tuvo lugar este año y el pasado en los estudios del campus, y asistieron muchos estudiantes del programa.

Este año, contact improvisación fue una de las destrezas más importantes de las clases. Anya Cloud, la artista destacada por el festival, acababa de volver de estar seis meses enseñando en Europa. Su especialidad es contact improvisación (CI) y los elementos de CI se destacan mucho en sus clases de técnica.  

IMG_1072_edited-1
Durante un ejercicio de compartir peso. (Foto de Neva Oliver)

CI es una práctica que surgió en los 1970s y que se ha estado desarrollando por todo el mundo desde entonces.  Está construido sobre la exploración del movimiento en relación con otras personas–la gravedad, el peso compartido, la interacción entre momento e inercia. Steve Paxton, un participante experimentado, planteó una pregunta que Anya nos recordó varias veces durante el intensivo: “¿Como sobrevives a la caída?” El punto no es tener una respuesta predeterminada, sino mantener la atención para responder y reaccionar en el momento.

He encontrado CI muchas veces durante mis estudios del baile. He usado CI durante el proceso de coreografía para inventar movimiento nuevo. Y muchas veces en la universidad, teníamos profesores invitados quienes nos enseñaban CI. Por ahora, estoy muy cómoda con la idea de caer y cómo puedo “sobrevivir” a ello. Las clases de MDF me ayudan a añadir una capa nueva a mi práctica.

Anya habla mucho de baile como investigación, y la idea de que en cualquier momento, estás explorando las diferentes opciones que tienes y escogiendo una.  

2832131751_97bc866c2a_o
Durante una jam de Contact Improv, los bailarines mantienen la conciencia de su compañero, del piso, y del espacio alrededor. (24th Contact Improvisation Jam de David Olivari)

Cuando bailas con otra persona durante una clase de CI, tienes un punto de contacto, por ejemplo la espalda de una persona y el hombro de la otra. Desde este punto, tienes muchas opciones. Puedes rodar en cualquier dirección. Puedes cambiar la fuerza que ejerces en ese punto. Una persona puede tomar el peso de la otra, levantándola del suelo. Tienes estas opciones y muchas más. Pero todo ocurre rápidamente, y en cada momento tu compañero también está decidiendo entre varias posibilidades. Es un tipo de baile divertido en el que hay siempre un espacio para desarrollar, para afinar la conciencia.    

Salí del festival con muchas preguntas: ¿cómo puedo actuar con intención sin saber el objetivo? ¿Como puedo hacer más deliberado mi enfoque? ¿De dónde tomas opciones nuevas cuando te topas con los límites?

IMG_1348_edited-1
Durante la clase de Faith Morrison, experimentamos con calidades distintas con la misma frase de movimiento. (Foto de Neva Oliver)

Volvemos a la pregunta del principio. ¿Qué puedes ganar en solo una semana?  Una vez más, me recuerda que una inmersión así plantea más preguntas de las que resuelve. Al fin y el cabo, este es el alimento.

Gracias a Neva Oliver por las fotos del evento. Puedes encontrarla en Instagram en @nevamoliver