La Isla Dauphin

Era el penúltimo día de vacaciones, y el plan era ir a una playa que está a una hora de Nueva Orleans, pasar la tarde allí bañándonos, almorzando, jugando al bádminton, y por fin volver a la ciudad para cenar. Desafortunadamente, las amebas conocidas como come cerebros interfirieron.20180616_121351Bueno, no llegamos a ver las amebas exactamente, pero vimos los informes de calidad del agua y no inspiraban mucha confianza. También había noticias actuales acerca de personas con infecciones bacterianas en esas mismas playas, el espectro de las amebas nos llevó a buscar otras opciones. La fascitis necrotizante que produce esta bacteria tiene la costumbre de destruir las vacaciones.  

Decidimos ir a la Isla Dauphin, una playa cerca de la costa de Alabama, a dos horas y media en coche. Por lo menos, pasamos por dos estados más y vimos una parte diferente del país. Aún mejor, pudimos nadar sin preocuparnos de la bacteria.

20180616_145211

Llegas a esta isla barrera por un puente de tres millas. La longitud de la isla es de 14 millas de este a oeste, y la anchura de menos de dos millas. El resultado de esta geografía es varias millas de dunas y playas. Aunque era sábado, encontramos un sitio en la playa lejos de otros grupos de gente.

20180616_1208001Después de un paseo por las dunas bajo el sol, llegó la hora de bañarnos. Nuestros amigos dijeron que en agosto el agua está tan tibia que deja de ser refrescante. En junio, estaba en su punto–suficientemente cálida para quedarnos hablando en el agua durante un buen rato.El Golfo de México es una extensión de agua interesante porque tiene mucha industria. El río Mississippi, el más importante de EEUU, cruza el país de norte a sur y desemboca en el golfo. Hay mucha industria y agricultura a lo largo del río Mississippi, pero la polución es un gran problema–a partir de los años ochenta dejó de ser un destino turístico para el verano. La escorrentía de granjas y haciendas crean un alto índice de nitrógeno en el medioambiente, esto produce una gran floración de las algas. El proceso de descomposición de las algas ocurre en una zona del mar baja en oxígeno donde no pueden sobrevivir las especies de coral ni las esponjas.

20180616_121235

Era una playa preciosa con arena suave y un buen lugar para nadar, así que fue interesante sentir la presencia de la industria. De hecho, puedes ver en el horizonte las barcas de pesca y los barcos de camarones. También puedes ver las plataformas petrolíferas a lo lejos. Viniendo de Montana donde los ríos son relativamente limpios, es bueno acordarnos de vez en cuando de la presencia de estas industrias. Todo el país usa el petróleo y la comida de lugares como este, pero solo algunos sitios específicos sufren sus efectos.  20180616_144929Después del segundo baño, llegó el momento de irnos. Si hubiéramos llevado sombrilla, tal vez nos hubiéramos quedado más tiempo. Pero de todos modos, nuestro estricto horario de vacaciones requirió que estuviéramos de vuelta en Nueva Orleans para una cita con la barbacoa y la música jazz.

Playa, barbacoa, y música, todo en un día . . . la vida es dura, ¿no? ¡Obviamente, no hay tiempo para las bacterias carnívoras!

Advertisements

Entrevista con Rober: A Walk Around Requena

Pensamos que la conversación es una de las partes más divertidas del aprendizaje de un idioma. Los jueves los dedicamos a realizar una entrevista sobre el post del martes.  Jessica preguntó a Rober acerca de su paseo por su pueblo y por las actividades que puedes realizar en Requena. Puedes leer el artículo en inglés que escribió Rober en este enlace.


Jessica: ¿Sabes si puedes visitar las cuevas y los túneles de La Villa?

Rober: Sí, además creo que es una de las visitas que no deberías perderte si vienes. Las cuevas fueron construidas por los árabes y tuvieron diferentes funciones, refugio en diferentes guerras, como almacén de cereales, y también para elaborar vinos. Las he visitado en varias ocasiones, una de ellas hace poco tiempo, y es muy interesante hacerlo. También hay una cueva-museo que pertenece a una bodega y que también puedes visitar mientras degustas una copa de vino. Los túneles fueron excavados como refugio durante la Guerra de Sucesión y hasta 2016 no fueron abiertos al público.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Vasijas de las Cuevas de La Villa

J: ¿Qué le recomendarías a los turistas que visitan La Villa? ¿Cuál es la mejor manera de conocer el carácter de la casco antiguo?

R: Pues les recomendaría que la visiten con tranquilidad, y, aparte de visitar los Museos, las iglesias y el resto de monumentos y lugares de interés, que se paseen sin prisa por sus calles y vayan descubriendo poco a poco la vida diaria en La Villa. Que se tomen algo en la plaza y disfruten de los callejones y rincones con tanta historia. Es algo que yo también hago de vez en cuando, creo que es la forma adecuada de entender un poco mejor lo que es este barrio tan fascinante de Requena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Arco del Ovejero, en La Villa

J:¿Cuándo tienes huéspedes, cuáles son tus sitios favoritos para mostrarles?

R: Sin duda, la visita obligada es al casco antiguo, las cuevas, el castillo, etc…, pero obviamente también hay otros lugares que me gustan. Por ejemplo, hay otro barrio que también me parece interesante y normalmente la gente que viene a Requena no lo suele visitar, Las Peñas, no es tan antiguo pero también merece un paseo si tienes tiempo de sobra.
Una de las cosas que me gusta cuando viajo a algún lugar, es conocer un poco cómo vive la gente en ese lugar, en plan más callejero, y para ver eso a veces lo más adecuado es ir a tomarse algo en los bares. Por eso creo que cuando tenga huéspedes los llevaré sin duda a tomar unos vinos o unas cervezas por los bares de Requena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Iglesia de El Salvador

J: ¿Puedes hacer tus recados a pie? ¿Tienes una rutina o algo parecido para cada semana?

R: En Requena puedes llegar caminando a casi cualquier parte en 10 minutos, es una de las ventajas de vivir en un pueblo como este. Aparte, muchos negocios y tiendas están concentrados en el centro, justo al lado de donde yo vivo. En los últimos años están construyendo grandes supermercados en las afueras de la ciudad, son de los pocos sitios junto con el Hospital para los que podrías necesitar algún vehículo para llegar.
Mi rutina semanal incluye una o dos visitas al supermercado y otra al mercado local los sábados para comprar fruta y verduras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Avenida Arrabal

J: ¿Ha cambiado mucho la Avenida Arrabal durante tu vida ?

R: Creo que cuando yo nací, o un poco antes, la avenida nos estaba asfaltada ni tenía el suelo con baldosas. También , hace unos años hubo una ampliación y se convirtió en una avenida más larga todavía. Al principio iba desde la Fuente de los Patos hasta El Monumento, pero luego la continuaron hasta lo que ahora es el recinto ferial.  Lo cierto es que ha habido varios cambios, dónde estaba la Fuente de Colores, antes solo había una pequeña rotonda con unas farolas, si no recuerdo mal. Y la fuente de los Patos también funcionaba como una rotonda, hasta que ampliaron la avenida hasta la fuente.

 

A Walk Around Requena

One summer Sunday, I got up early in the morning to go for a walk in my town. Before I got too far, I had a few things to decide, so I went to a café just a minute’s walk from my home, which also happened to be right next to my starting point. This was all I had settled: I’d start my outing from La Fuente de los Patos, the city center and best known place in Requena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fuente de los Patos

A dilemma remained. My first thought was to go for a walk around the downtown, where there are stores, bars, banks and all kind of businesses where the majority of daily activity takes place. On the other hand, the old town of Requena is located near the city center and if I were you, I would want to see this amazing venue. After a latte and toast with olive oil, I was ready to take on the world, so I decided I could handle a combined walk between the two places.

The Avenida Arrabal is awesome. I don’t want to sound cocky, but not every town the size of Requena has an avenue longer than one kilometer. Moreover, if you decide to walk the whole avenue, you will discover La Fuente de Colores and El Monumento a la Vendimia (yes, in Requena there is a monument in honor of the grape harvest), you will pass the square with one of the high schools, and you will eventually arrive at the fairgrounds, where festivals like Ferevin (a wine festival) and The Sausage Festival are held. La Avenida Arrabal has all this and much more!

This slideshow requires JavaScript.

It was a fairly sunny and bright day–too hot, perhaps–but there are trees full of leaves that make the avenue a nice place for a walk . . . or to be sitting on a bench . . . or to have a breakfast or a snack, as several people chose to do that day. I went from la Fuente de los Patos to La Fuente de Colores and came back to my starting point.

Next, I walked up La Cuesta del Castillo, the main access to the old town, which is called La Villa. When you see the view of this castle from ground level for the first time, you imagine you are about to see a very fascinating place. This castle is really a tower, La Torre del Homenaje, that was erected in the 15th century. For several centuries it also served as a prison.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La Torre del Homenaje

During my stroll, I saw several tourists, as La Villa is one of the main tourist attractions of Requena. Even as a local, it’s my favorite place in town and several bands I’ve played with (past and present) have filmed video clips here. La Villa deserves a more thorough walk than I took and perhaps a whole post in order to talk about the innumerable things that you can visit on its streets. It is the more ancient neighborhood in Requena and it has a Hispanic-Muslim origin. Many of the houses in La Villa have or had caves under their floors, and most of the ground is hollow for this reason.

Apart from the castle, I walked through the square, Plaza de la Villa, also known as Plaza del Albornoz. The three churches are there: El Salvador, Santa María and San Nicolás. I wandered around several narrow streets (in Spanish we have a word, callejear, that fits perfectly when you want to say that you are wandering alleyways). You can see the influence of the Muslim communities who lived in this area a few centuries ago. So I meandered down El Arco del Ovejero, la Calle Somera (I think is the oldest street in Requena), and other streets of houses–sometimes with open doors and full pots of plants. Gypsies and payos (the name that gypsies use to refer to people who aren’t gypsies) cohabit this southern area of the old town.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Plaza de La Villa

To finish my stroll, I went down and left La Villa by La Cuesta de las Carnicerías. Despite its name, La Cuesta is not a slope, but several stairs that take you almost to Plaza de España, which is right next to my house. I’m lucky to live so close to so many historical treasures, so that when I have spare time I can let myself get lost in the back alleys and winding streets of my hometown.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La Cuesta de las Carnicerías

Interview with Jessica: Un Paseo por el Centro de Missoula

We think conversation is one of the most fun parts of language learning. On Thursdays, we switch languages and ask each other questions to learn more about Tuesday’s topic. Today, Roberto interviews Jessica about her walk through downtown Missoula. You can read Jessica’s original post in Spanish here


Roberto: Is the river still as important in the daily life of Missoulians as in the story of A River Runs Through It?
Jessica: I think that by nature of the river running straight through the middle of the city, it does play an important part in people’s lives, even if it is just a matter of noticing how it changes with the seasons. The Clark Fork is not an industrial river like the Mississippi, where it is used for shipping or anything like that, but it is a clean river, which allows people to swim in it and interact with it more. And because the water level and the character of the river change so much throughout the year, Missoulians are very conscious of it.

20180718_203235

R: There are so many activities you could do in a nice river like the Clark Fork–which ones are your favorites? Have you surfed the Wave?
J: I have yet to surf the wave,  but I hope to at some point. My favorite activity is to take a picnic to a swimming hole along the river and hang out near it and go swimming. There is an area near my parent’s house where the river divides in several arms and stretches out over a wider area. In that area, you can find several little deeper spots to swim in. One very popular thing to do this time of year is to “float the river” in innertubes. People drive to a spot a little east of town and ride the river down to Caras Park. It is common to take beers and to tie your innertube together with your friends so that you can all stay together like a huge raft.

20180715_150243

R: What do you think about the idea of conserving part of the mercantile in the new hotel?
J: I am glad that they are going to make use of the space that sat empty for so long, and it sounds like the retail and restaurant space that is going in is going to be a good development. So, while I appreciate the history of the mercantile, I was most concerned about having more activities downtown. That said, I think it is a great choice to keep elements of the old building so that its story is still there. It will be interesting to see how it turns out.

R: Is there any other place in Missoula that runs like a mercantile?
J: Not exactly, but there are some general supply stores with farming and agricultural equipment. One special thing about the old mercantile is that it is right downtown on one of the most trafficked blocks of the city, so its fate has been highly contested.

20180715_161423

R: Why would you encourage someone to visit Missoula?
J: I think one of the most interesting parts about Missoula is how quickly you can go from a lively downtown to places that feel very remote. Just outside of town you can see wildlife and pristine mountain views. Along those same lines, you can get to world class biking, skiing, hiking, and climbing very easily. I have also been enjoying some of the more quirky events held by local businesses. This week, options include a cat video marathon at the Roxy Theater, a drink and draw event at the Cidery with a local boutique’s mannequin as the model, or a yoga class at a brewery which ends with a free beer. That’s if the mountains and river aren’t attraction enough!

20180715_1609171

Un Paseo por el Centro de Missoula

Tal vez hayas visto la famosa película, A River Runs Through It, el argumento se desarrolla en Missoula y está basada en el libro del mismo título de Norman Maclean. Es la verdad, un río pasa por Missoula, y en un día de verano como el domingo pasado, parecía que la mitad de la ciudad estuviera allí bañándose. Pero el río sirve para algo más que como una fuente de recreación. La calle llamada Front sigue la línea del río, y el centro se expande hacia el norte desde allí.

20180715_150203

Al oeste de la ciudad, el río Clark Fork se junta con el río Bitterroot y al este, con el Blackfoot. Cinco sierras convergen para formar el valle de Missoula. Y caminando por el centro, se me ocurrió que Missoula representa otra confluencia también. Está muy presente en la arquitectura  su origen como punto de comercio en el siglo 19, y también una influencia de un nuevo centro urbano, todo esto dentro del contexto de la naturaleza que la rodea.

Comencé mi paseo en la calle 3, donde vivo, y crucé hacia el centro por el Puente Higgins. Por la mañana se celebró la maratón de Missoula, y había camiones y voluntarios recogiendo los elementos utilizados en la carrera. En la distancia, mirando hacia el puente, pude ver la montaña Jumbo con la “M.”

20180715_150120

Me paré un momento en el puente para mirar a las personas que estaban con flotadores y surfeando en el río. En el margen del parque Caras, donde acudí al festival de la cerveza en febrero, hay una ola artificial construida para honrar a un hombre que falleció en un kayak. Desde abril, la ola ha disfrutado una gran popularidad, pero nunca la había visto tan concurrida como el domingo.

Al cruzar el puente, te encuentras el Wilma, un teatro construido en 1921 y que se llamó así en honor a la esposa del hombre que lo construyó. El edificio actual fue construido nuevamente en los años 1950’s en el mismo lugar.

20180715_150659

20180715_150757

Detrás de la caja de tráfico de la inundación del 1908, puedes ver la construcción de un hotel para reemplazar el antiguo mercado de abastos de Missoula. En los últimos años, este sitio generó mucho conflicto entre la comisión de la preservación histórica, los concejales y los dueños de los negocios del centro, sin mencionar a muchos ciudadanos. Desde 2010, el edificio está vacío. Había personas que querían preservar el edificio, otras pensaban que costaría mucho la rehabilitación y querían demolerlo, también hubo complicaciones con el amianto del techo. Hay mucha gente disconforme con la decisión final de construir un hotel con espacio para tiendas y restaurantes.

El asunto del mercado de abastos ha sido un problema largo y complejo que representa las ansiedades de una ciudad en pleno crecimiento. Por lo que pude ver, se notan los esfuerzos por preservar tanto el carácter como los materiales de los edificios históricos. Conforme caminaba, podía ver por todas partes ejemplos en los que se percibe claramente la mezcla entre lo antiguo y lo moderno.

20180715_162219

El ferrocarril del pacífico norte vino a Missoula en 1887 y empezó la expansión del centro de comercio. Los trenes todavía pasan por Missoula, pero esta locomotora sirve como centro del mercado que se celebra los sábados.

20180715_160138

Estos murales, colgados en 2014 representan diferentes elementos históricos de Missoula, la universidad, el ferrocarril, y un reloj icónico.

Aunque construyeron el nuevo hotel, todavía puedes ver una parte que se conservó del mercado.

20180715_161851

Vista unos callejones con arte urbano.

20180715_161902

20180715_161443

Uno de los murales de arriba representa la historia de este reloj en frente del Hotel Florence. El edificio se incendió en dos ocasiones y en ambas el reloj sobrevivió. Por fin, tuvieron que reemplazar el reloj después de que un camión chocase contra él.  

20180715_162006

En el lado del Juzgado pude ver el reflejo de un banco moderno en las ventanas.

20180715_161205

Justo cuando saqué una foto de la fachada del Juzgado, vino un camión con barcas hinchables para navegar en el río.

20180715_161317

El centro desde mi lado del río.

20180715_162846

Interview with Jessica: Missoula’s Traffic Signal Box Project

We think conversation is one of the most fun parts of language learning. On Thursdays, we switch languages and ask each other questions to learn more about Tuesday’s topic. Today, Roberto interviews Jessica about her tour of the Missoula traffic signal boxes project. You can read Jessica’s original post in Spanish here


Roberto: Apart from the traffic singal box that represents the 1908 flood, are there more boxes related to Missoula in any way?
Jessica: They all have to do with Missoula to varying degrees of abstractness. One of the boxes depicts the M and the L on the mountain sides. Some of them show birds or other native wildlife. Another one has cartoonish figures meant to show different sides of Missoula’s recreational community. The artists were asked to not only think about Missoula, but about the place in which the boxes were located. The 1908 Flood box is located near the Clark Fork River, which the artist thought was an appropriate location.

20180704_082356

R: Which painted box is your favorite? Why?
J: There is one I really like about a mile from my house called “A Perspective on Trees.” It always catches my attention because one side reminds me of the drawing of a rib cage skeleton on weathered paper. I’m guessing it was modeled after the inside of a conifer tree, but I like that those two things have a similar structural purpose. Another one I really like is “Our Community–Missoula,” for the color palette and style of the art.

20180703_2126241

R: Are the works in this project by local artists?
J: Yes, this was the main requirement, that the artists live in Missoula County. The committee has put out a call for artists to design the outside of the traffic signal boxes every year since 2009. Each year, they assign artists to the available boxes based on a 3-D model that they submit. Artists are asked to design all four sides and the top of the boxes and then to paint the base of the box. I read a couple of fun interviews with artists about their experience of painting the box, and how it was fun to interact with people coming up to ask questions or offer water when the days were hot. This strikes me as an interesting part of public art in general, and this project specifically: that the artists not only had to think about the community in which they lived to conceive of their box, but they then spent several hours interacting with the corner where their art will stay for several years.

 

20180703_212321

R: Have you ever been involved in any public art performance? Did you enjoy the experience?
J: Yes, I’ve been part of a couple of site-specific dance performances. One of my favorites was some filming I was part of one summer in college. The choreographer was working on some pieces to opera music, but a lot of the dancing we did was without music, and she added it later. We filmed part of it in the courtyard of the art museum at the University of Oregon and part of it on the Oregon Coast. In dance, I think that more than acting with the audience, the experience is changed by the dancing surfaces. In the first instance, we were dancing in windows on a concrete railing, so we were both limited by a more narrow surface, and had new options being able to lean or push off of pillars. And of course, a beach is really different to dance on than a stage–sand and wind present different challenges, water and birds provide different sounds to work with.

20180704_082059

R: In your opinion, are there other places in Missoula that would be interesting to decorate?
J: I would like to see a few more large scale murals or public art exhibitions in Missoula, maybe something similar to what Requena has, where sometimes two buildings are bound together in a piece of art. In the mission in San Francisco, there are a number of mural alleyways, so you can walk down the whole block and see art on both sides. There are also a couple places where you have a mural by the same artist in different places in the city, and recognizing the same style in a different part of the city has a unifying effect, and I think it would be to see more throughlines like that. There is a graffiti wall at the end of a pedestrian and bike bridge in Missoula that adds a lot to the experience of the bridge. It’s a little bit weird to have a city-condoned tagging wall since graffiti is usually about the artist leaving their mark and often breaking the law to do so. Still, it makes for a dramatic entry into the park.

Interactuando con el Arte Urbano de Missoula

Hace unos años, el comité de arte público de Missoula inició un proyecto para pintar
las cajas que controlan el tráfico de la ciudad. Están ubicadas por todas partes–no solo en el centro donde podrías esperar encontrar arte, también en las esquinas del área comercial, o en los alrededores de la ciudad, en cualquier sitio hay cajas de control.

20180703_212249

Debido a la lluvia durante unos días, había pospuesto mi excursión de arte para el último momento antes de salir de vacaciones. Todavía tenía que empacar, regar las plantas, dar de comer a los gatos, pero esas cosas tendrían que esperar. Era temprano por la mañana en un día de fiesta (el 4 de julio) y la calle principal estaba desierta. El cielo estaba azul, las sombras eran largas, y las montañas eran de un verde atípico para esta época. A pesar de tener poco tiempo, era una mañana perfecta para una gira de arte urbano.

20180704_081613

Solo hay 4 o 5 cajas en el centro. Las usé como guía general para planear mi ruta y disfruté del otras formas de arte que encontré por el camino. Al final de la calle principal, hay una obra llamada “Crossings” pero a menudo es también conocida como “Las X’s.” Es un punto de encuentro popular y muy conocido. Está cerca de las vías del ferrocarril, designada así para recordar a los puentes de caballetes necesarios para atravesar las montañas en tren.

Caminé alrededor de la escultura. Por un lado me sirvió como marco para ver el otro lado de la calle. Del otro, mire hacia la calle Higgins y vi el costado de un hotel histórico, allí puedes ver palabras pintadas en los ladrillos. Mi bici hizo una sombra en la calle, un arte efímero al cual presté gran atención, ya que estaba también enfocada en arte en lugares inesperados.

20180704_0810461

Volví hacia atrás, al otro lado de la calle Higgins. En los altavoces de un mercado sonaba Stand by Me y no me ayudaba ir cantando mientras montaba en bici. Ví unos parquímetros pintados con la luz del sol reflejando en sus ventanas redondas. Ví una caja de control de tráfico a una manzana de distancia y fui para verla antes de volver a casa.

Lo que más me gustó de esta excursión fue sentir la diferencia de estar directamente al lado de las cajas que he visto tantas veces. Cuando las ves a distancia solo te fijas en la pintura. Cuando estaba de pie al lado de cada caja ví los alrededores con ojos nuevos. A esa hora temprana, habían reflejos en las ventanas de los edificios. Especialmente me gustó el reflejo del Wilma, un teatro icónico situado detrás de una caja que representa la inundación de 1908. Si hubiera sido un día diferente o una hora más tarde, esa imagen no existiría.

20180704_082341

Cuando estaba en secundaria tuve una experiencia de arte público en la que todavía pienso mucho. Fue una actuación de baile al aire libre. La audiencia se reunió en el centro del campus, y una guía los acompañó para ver cada obra del concierto. En una de ellas, bailaron con banderas en las ventanas de la torre del reloj. Hubo otra en la cual los bailarines llegaron en un coche y bailaron dentro y fuera, abriendo y cerrando las puertas. Cada actuación era específica del lugar en el que la presentaban.

El momento que me más interesó no fue un baile, sino una escena coreografiada. Mientras caminábamos para ver la siguiente actuación, observamos a dos personas en un edificio corriendo uno tras otro y riéndose. Al final de las escaleras se abrazaron y se besaron. Por un momento pareció que no fuese parte del espectáculo, solo una casualidad, pero de hecho formaba parte de la escena.

20180704_081908

Fue solo un momento y el grupo siguió hacia la siguiente representación, pero me hizo pensar en cuántas formas puede existir el arte fuera de un museo. También, siempre me acordaba de como una pieza del arte, incluso algo efímero, podía cambiar para siempre mi manera de ver un lugar.

Entrevista a Rober: Requena Murals: an Outdoor Museum

Pensamos que la conversación es una de las partes más divertidas del aprendizaje de un idioma. Los jueves los dedicamos a realizar una entrevista sobre el post del martes. Durante esta semana y la que viene, el tema de nuestras publicaciones es el arte urbano y los murales que hay en nuestras respectivas ciudades. Jessica preguntó a Rober acerca de su reciente visita a estas obras al aire libre que adornan Requena. Puedes leer el artículo en inglés que escribió Rober  en este enlace.


Jessica: ¿Cuál de los murales es tu favorito? ¿Por qué?

Rober: Creo que es difícil escoger sólo uno porque todos tienen algo que me gusta. Si tengo que elegir me quedo con dos de ellos, en vez de uno. Me gusta mucho en el que aparecen el hombre, el niño y el perro. Está en una de las entradas a Requena y en mi opinión es una buena bienvenida cuando llegas al pueblo. Me gusta también porque en este mural está plasmado uno de los paisajes típicos de Requena, y precisamente desde ahí puedes disfrutar de ese paisaje.
El otro que me encanta es el que está situado al lado del Teatro Principal, es impresionante la primera vez que lo ves, y además está perfectamente integrado ya que aparece una actriz saludando al público, como si de un teatro se tratara.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

J: En tu opinión, ¿Cuáles son los beneficios de tener arte urbano en una ciudad?

R: Pues principalmente es otro atractivo para esa ciudad y puede atraer a más personas. Además la riqueza cultural de la ciudad se ve incrementada, y de paso los habitantes de ese lugar pueden disfrutar de las obras en sus vidas cotidianas. Ir a trabajar o a hacer la compra un día cualquiera puede tener un estímulo añadido si pasas por el sitio donde está situada una de esas obras.

J: ¿Tiene Requena otros proyectos de arte público? ¿Cómo son?

R: Ahora mismo me viene uno a la cabeza que está también relacionado con la pintura y que es muy interesante. Se trata del Concurso de Pintura al Aire Libre, un evento que cumplió 25 años en 2017. Se celebra en Octubre y está organizado por el Cículo Artístico Requenense. Durante una mañana, las calles de Requena se llenan de pintores que eligen el punto de Requena que más les gusta o que más les inspira para plasmarlo en un cuadro en esa misma jornada matutina. El mejor plan para ese día es salir a pasear e ir encontrándote artistas por cualquier rincón y disfrutar de las obras que están pintando. Todos los cuadros son expuestos durante una temporada en la Sala Antiguo Mercado de manera gratuita.FB_IMG_1530654919125

J: He visto videos de tu grupo musical tocando en diferentes sitios. ¿Cómo es la experiencia de tocar en otros lugares aparte de un estudio o un escenario?

R: Es una experiencia fascinante ya que es muy diferente a tocar en un escenario, tienes otras posibilidades diferentes. Por ejemplo, con grupo que tocaba hace un tiempo, de vez en cuando hacíamos actuaciones en la calle, pedíamos permiso y nos poniamos a tocar en la calle más concurrida de Requena, que es la Avenida de Arrabal. Lo hacíamos cuando había alguna fiesta local como la Feria del Embutido, o la Fiesta de la Vendimia, que son las fiestas más importantes aquí y hay mucha gente en la calle. Había personas que pasaban sin más , otras que se quedaban allí un rato y luego se marchaban, pero también había gente que se quedaba allí y se ponía a bailar, se formaba un corro de gente y nosotros disfrutábamos bastante. Tocar a la misma altura que el público, sin escenario, es algo que me encanta.

421727_323615861006789_91354110_n
Tocando en la calle con mis amigos

 

J: ¿Hay algún otro sitio en tu ciudad que sería perfecto para una nueva obra? ¿Qué pondrías allí?

R: Todavía quedan muchos edificios con los laterales en blanco donde se podría pintar más murales. No estaría nada mal que hicieran algo en el barrio de Las Peñas, que es otro de los barrios más importantes y antiguos de Requena, pero mucho menos transitado por la gente que viene de visita. De todas formas, hay un edificio bastante alto que se ve desde muchos puntos de Requena y creo que sería perfecto para una nueva obra . Es un edificio que hay justo al lado del ayuntamiento. En cuanto a la temática, creo que yo me decantaría por pintar algo relacionado con la música, ya que este pueblo tiene una gran tradición musical y siempre ha habido muchos músicos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Edificio perfecto para un nuevo mural

 

Requena’s Murals: an Outdoor Museum

When we talk about art and visiting artwork, we usually think of museums, galleries, or similar places, where you pay to see a variety of works. Or perhaps you think of an enclosure with free access, where you can enjoy the painting or the sculptures. But artists are often important presences in towns and cities–they work and play in the streets, they take inspiration from daily life–so, in my opinion, it’s fitting when people have the opportunity to discover artwork in the middle of town, without ever entering a museum.

Urban art is a fascinating way to discover a city, and this is exactly what you can do if you are going to visit Requena in the future. In the last few years, this town has become a big outdoor museum. Taking advantage of the blank side of a number of buildings, town hall decided to fill the town with giant murals. Moreover, all the works are integrated into the surroundings and thematically linked with the traditions of the area.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

I decided to begin my art tour from my home, as most of the murals are within a five minutes’ walk, so the first that I visited was actually the last that they painted. You can find this painting just beside Teatro Principal and it was made by the argentine artist Hyuro. In this work, we see an actress bowing to the public. There are two details that make the mural more interesting, it was painted on two different walls, and the chimney of the building has been used in the work and now is now the actress’s bun.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

The second one is very close to the first, just a few minutes’ walk away. The place where it is located in not as iconic as Teatro Principal, but is a well known street of Requena, calle Constitución. Here, the artists, Bífido y Julieta, used the sides of two buildings to paint a couple of girls holding grapes in a nod to wine making, one of Requena’s main industries. In this mural, paint and laminate are combined, but at the top of the artwork you can see the stresses of the outdoors are taking their toll on the laminate.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Calle Constitución is very long, so I had to walk to the other side of the street. There, I could see a nice mural. Two young and innovative Requena artists, Paloma Jover and David Fernández, painted this work. I think it’s important that local artists have the opportunity to show their work in such an interesting initiative, and this couple is a great choice. The mural shows a man with a hoe, a boy, and a dog. The boy points to the views of Requena, since at that venue, and in the same large painting, we can also see the views.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

After that, I headed towards old town. The sky was hinting that I should have grabbed an umbrella, but of course I hadn’t. I think that the next mural was one of the first to be painted. On it, there is an old woman making sausage in the traditional way. In addition to wine, Requena is known for its tasty sausages. This work is placed in La Cuesta de las Carnicerías, one of the ways to get to “la Villa.” The artist who painted it was Lula Goce.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

The last stop on my outing was La Fuente de las Pilas, where I found another work by Lula Goce. Once again, the mural was painted on two different buildings. Two children appear to be taking care of the garden and the trees, in fact, the boy is touching a tree that is both in the painting and really in the park. If you look at the mural from a distance you can’t quite distinguish between the original and the painted tree.

In the end, there was no rain. It’s sometimes difficult to know whether it is going to start or not, but I was justified in not grabbing my umbrella. Perhaps it was a bit risky as my pleasant stroll of the murals could have easily been ruined.